Cloud y Ciberseguridad, así se consolida la transformación

Cloud y Ciberseguridad, así se consolida la transformación

Hay que estar en las nubes. Tras un enorme salto de escala, el cloud computing se confirma como motor de la digitalización. Su pareja perfecta, la ciberseguridad.

En una entrevista reciente, el responsable de cloud computing de Telefónica daba un dato asombroso: en las tres primeras semanas del estado de alarma en España, el mercado de estos servicios creció más que en los cinco años anteriores. Y eso que en ese lustro el cloud avanzaba posiciones año a año como tendencia tecnológica global.

Cloud y Ciberseguridad, así se consolida la transformación

La razón es fácil de entender: de repente una gran mayoría de las empresas e instituciones de un país se ven obligadas a migrar parte de su actividad a la nube, fundamentalmente, aunque no solo, por recurrir al teletrabajo y a la educación online. Pero insistimos, no es nada nuevo, esos servicios existían, venían creciendo para almacenar y procesar cantidades ingentes de datos, garantizar la actualización tecnológica constante y reducir costes, entre otras ventajas.

La novedad es la escala en la adopción del cloud computing como capacidad operativa básico, no ya en las grandes empresas, que habían hecho los deberes, sino en las pequeñas y medianas. Según datos de Telefónica, el 80% de ellas sigue haciendo copias locales en discos duros, por ejemplo. Y solo el 21% tienen un plan de continuidad en el puesto de trabajo.

Este modelo de gestión, que ya era un motor de la transformación empresarial, se consolidará de forma irreversible a partir de este impulso, aumentará su importancia como factor competitivo. Ya existen predicciones sobre el desarrollo de aplicaciones de negocio en toda su cadena de valor, tanto en nubes públicas como privadas o híbridas, en hosting o housing o en el desarrollo de los entornos multicloud -grupos de nubes diferentes combinables para que las empresas ganen agilidad al asignar recursos de computación según suba o baje la demanda-.

Cloud y Ciberseguridad, así se consolida la transformación

A mayores, el sector tecnológico no solo está llamado a ser uno de los más resistentes en el nuevo statu quo, es que ya está siendo clave para proteger las economías de la hibernación total o parcial en casi todo el mundo. La demanda de servicios digitales parece a salvo, por mucho que las empresas recorten presupuestos en algunos de ellos.

Uno de esos servicios blindados es la ciberseguridad, cuyo carácter estratégico crece a la par que el del cloud computing y la externalización. Ya se han publicado estudios gubernamentales y sectoriales sobre la oleada de ciberataques aprovechando el desconcierto, la urgencia en adoptar el teletrabajo y otras vulnerabilidades como equipos desprotegidos o barreras débiles en los puntos de acceso. Estafadores y hackers huelen esas grietas para usar la ingeniería social o deslizar virus tan dañinos que el covid para la salud informática y la continuidad del negocio.

En definitiva, el crecimiento de la digitalización empresarial propicia un salto equivalente en la ciberseguridad, o al menos debería hacerlo. Cuando la economía se reactive, las organizaciones se resituarán en la jerarquía de liderazgo también en función de su arquitectura de seguridad integral, incluido el modelo de ciberseguridad compartida entre la empresa usuaria y la proveedora de servicios cloud.

Suscríbete a nuestras últimas publicaciones